Ante la creación e innovación de las nuevas tecnologías, la reconocida marca Nike se coloca nuevamente one step ahead en el área de las aplicaciones móviles, ya que recientemente evolucionó el formato de su app: Nike+, convirtiéndola en Nike+ Run Club.

Desde el 2006, año en que Nike incursionó en el ámbito de las aplicaciones móviles, ha venido revolucionando la forma de hacer deporte. No ha dejado de trabajar en la mejora continua de su app, pues la que comenzó como una plataforma para medir tus pasos y poder escuchar música mientras te ejercitabas, tiempo más tarde incluyó la utilización del GPS para marcar rutas, y poco a poco se ganó el primer puesto de popularidad en aplicaciones relacionadas al ejercicio. Actualmente, este éxito se puede atribuir en gran medida a la forma de hacer sentir únicos a sus usuarios.

Entre los principales cambios que presenta la más reciente evolución de Nike+ destacan aquellos enfocados a la personalización, como la inclusión de entrenamientos personalizados de acuerdo a las necesidades y metas de cada uno, donde puedes decidir desde comenzar un plan para iniciar a correr, el cual a su vez se puede personalizar de acuerdo a los hábitos del usuario, hasta tener un modo de entrenamiento para distintas necesidades u objetivos que se puedan presentar, como una carrera, ponerse en forma, aumentar kilómetros, etc.

Tras tanto tiempo generando datos y relacionándose con corredores, podemos ver a través de una de las actualizaciones la conversión y el impulso que le está dando la marca a llevar a sus usuarios a consumir los productos.

Dentro de la aplicación actual, no sólo puedes sumar el tipo de calzado y recibir información sobre él, sino que permite la vinculación de los datos de la app con las tiendas de la marca que llevan a recomendaciones sobre el tipo y el tiempo de uso del mismo.

Esta vinculación permite a la marca detectar a sus consumidores más fuertes y ofrecerles un valor extra al que reciben actualmente. Lo que seguramente generará un impacto positivo en las ventas de la marca, pues es un elemento clave en el involucramiento con la interacción con su producto.

Así pues, apostándole a la profundidad en el nivel de personalización de su aplicación como clave diferenciadora, Nike ha logrado generar una propuesta para los amantes del deporte que destaca no sólo por ser pionera, sino además sumamente bondadosa con ellos.