En estos tiempos, el internet y las redes sociales son algo que se tiene muy a la mano, lo cual nos hace experimentar con estas herramientas de comunicación de muchas maneras, y hacernos “expertos” en el área.

Sin embargo, no todos tienen el presupuesto para poder invertir en un Community Manager o Copy, el punto es que, si lo haces, necesitas considerar muchos aspectos antes de experimentar.

Como muchas cosas, algunas salen con prueba y error; esto es un lujo que no podemos darnos con una marca, aunque sea propia, ya que con la rapidez con la que se mueve la información por estos medios, tu marca puede generar una proyección no deseada.

Antes de lanzar tu propia fanpage, necesitas tener claro qué es lo quieres, tus objetivos, qué quieres comunicar, de qué manera y su tono.

Las preguntas más sencillas de realizar para emprender una buena comunicación con tus clientes potenciales son las siguientes:

¿Qué hacemos?

¿Para quién lo hacemos?

¿Quién más lo hace?

¿Cuál es el objetivo de mis redes sociales?

Dependiendo de tu target junto con el objetivo de tus redes necesitas averiguar qué es lo que requieres para publicar el mejor contenido en tus redes:

¿Qué tono tendrá mi marca?

Para mi target, ¿cuáles son los temas de interés?

¿Qué quiero comunicar?

¿Cada cuánto pienso hacerlo?

¿A qué hora?

¿Cuánto invertiré?

Al terminar todas estas preguntas necesitas ver si el conjunto de tu estrategia y tu comunicación están llegando al objetivo, si no es así, ni modo, ¡a darle otra vuelta!

Estas son preguntas que quizás, si estás en el medio, es algo con lo que se trabaja día a día. Pero esto está pensado para personas amateur, quienes necesitan hacer sus redes y comenzar a publicar sin ver que lo ideal es generar más allá que ventas, que exista mucho más que tráfico a tu página.

Estos son sencillos consejos que te podrán servir si estás iniciando o tienes pocos seguidores. Cuando tengas más éxito (esperando que esto sea así), será necesario acercarte a un experto en el tema.